Me daban ganas de gritar de gusto. 1ª Parte

Cuando llegué a la agencia a comprar los billetes de mi próximo viaje de placer, me atendió una chica nueva bastante guapa de unos 39 años con una minifalda que era mas parecida a un cinturón ancho, con unas piernas de vértigo y con un cuerpo para gritar.

Me alegré de encontrar tanta belleza en una mujer.

Me encantó mirarla a los ojos mientras me explicaba los viajes que tenía la agencia en promoción, aunque yo estaba volando con mi imaginación y no en un viaje precisamente…. Imaginaba como serían sus pequeños y redondos pezones perfectos que se insinuaban debajo de la blusa. Parece mentira que piense en eso mientras la chica le pone la mejor de sus intenciones en las explicaciones de los viajes a Australia y Tailandia.

Me quedé petrificado escuchando a esa mujer. ¡¡Dios  que mujer!! Realmente lo que me enamoró fue su voz, una voz dulce, cálida a la vez que tímida. Resonaba su voz en mis oídos como ángeles celestiales.

Esa mujer me hechizó y cuando quise darme cuenta estaba pagando 8.000€ a un viaje a las islas Phi Phi de Tailandia.

¡¡No tengo remedio, las mujeres me vuelven loco!!

En el avión rumbo a Tailandia la piloto le dice a la azafata sin cortarse, que quien era ese hombre pelo canoso, 1,80 de estatura y ojos verdes marihuana.  Que viste un pantalón beige que resalta su culo prieto de gym. Camisa blanca de lino con los puños doblados de forma desenfada.  Y encima tiene unas manos perfectas, pensó la piloto que le admiraba desde lejos con ganas de follarse a tan fornido animal.

Medio dormido en el avión rumbo a las islas phi phi noté como me rozaba algo encima del pantalón, aunque no le dí la mas mínima importancia. Hasta que una mano joven me bajaba la bragueta y buscaba mi verga que se iba haciendo mas grande y gorda por momentos. Disimuladamente puse la manta que me dio una azafata antes de despegar encima de su mano y ella me terminó de desabrochar por completo el pantalón.

La joven dueña de esa suave mano se hacia la dormida mientras me acariciaba con mucha suavidad mi polla y mis pelotas peludas. Vaya pajote gratuito pensé.

Al cabo de un rato de suave masaje, al oído me susurró que la acompañase al servicio de primera clase que allí nadie nos molestaría que tenía muchas ganas de meterse esa gran polla en su boquita. Y yo que soy muy educado la seguí subiéndome el pantalón.

Esa joven Tailandesa con rasgos africanos no mas de 25 años era tan flexible que parecía de goma, tenía mis 20 centímetros de polla en su pequeña boca y esa garganta parecía no tener fin.

En mi vida me habían echo tal mamada con esas ganas y menos sin pagar ¡¡Me daban ganas de gritar de gusto!!

Que estampa. Yo de pié en el minusculo baño del avión y ella sentada en el trono con mi gran polla introducida hasta su garganta como si no hubiera un mañana.

No podía más, en el momento menos esperado y sin avisar mi salami culminó con una gran corrida en la garganta de la mujer exótica de garganta sin límite. Pensando que se enfadaría me incliné para ayudarla a que se incorporase pero todo lo contrario, no se había molestado. Le había encantado. Chupaba mi lefa por toda su boca como si se tratase de la mejor leche condensada del mundo.

La muy zorra me ponía súper cachondo, cada vez mas y mas cachondo. Para que luego digan que a partir de los 40 se pierde el lívido.

La levanté rápido y con fuerza y la puse de pié frente al espejo y la empecé a besar el cuello. Uff mi corazón se iba a salir de mi cuerpo de lo fuerte que latía y la joven cada vez mas excitada. Nunca había visto a una mujer tan cachonda follando.

Necesitaba follarla duro una y otra vez,  la agarré el pelo contra mi y la mordí en el cuello fuerte y con la otra mano le apreté una de sus tetas de goma mientras la penetraba en su coño estrecho. No se quejaba, lo disfrutaba cada vez mas. Gemía de placer como en una película X de María LaPiedra.

¡¡Mas, mas, dame mas fuerte, me gusta, dame mas me gritaba en voz baja!! Y mi anaconda entraba y salía de su coño como si conociese el camino de siempre.

Mi verga ya parecía una porra de los antidisturbios nunca pensé que se pudiese poner tan gorda y larga y mas entrando en ese coño estrecho tan mojado.

Ese coño súper húmedo era el mejor lubricante para mi gran anaconda. Cada vez se la metía mas fuerte y mas fuerte, mas dentro y con fuerza, ella gozaba como una perra, y entre gemidos me dijo que se estaba corriendo ya por segunda vez, pero que no dejara de follarla. Eso me puso todavía mas cachondo y eso que yo pensaba que eso era imposible. En ese momento la agarré bien fuerte contra mí y me corrí bien dentro de su coño depiladito y humedo.

Joder, estaba destrozado, me faltaba el aire.

Ella me miró de reojo con cara de picardía y me dijo en voz baja: ¿Ya te rajas? A mi culito estrecho le ha dado envidia de su amigo el coñito y también quiere su recompensa.

Estaba destrozado, no podía con mi alma.

Entonces me sentó en el trono, se humedeció los dedos con saliva y se los metió en el ano como si del mejor lubricante del mundo se tratara. Acto seguido cogió mi polla con una mano y la metió dentro de ese culo estrechito que yo estaba convencido que no podía entrar esa polla dura y gorda por ese agujerito tan pequeño. Aunque me equivoqué, cabalgó sobre mi como si estuviera en el circo del Sol y saltara en la red una y otra vez. Le agarré bien fuerte las tetas y le mordía fuerte en el cuello mientras me cabalgaba una y otra vez, pasé de estar medio muerto de cansancio a parecer que me había metido 2 rayas seguidas para el cuerpo. Estaba eufórico y la muy zorra gozaba y gozaba.

Nunca me había corrido en un culito tan estrecho y a la vez apretando firmemente esas tetas redonditas y perfectas de esa Tailandesa joven y guapa.

Estaba claro que yo necesitaba una mujer como esa en mi vida.

En ese momento tan maravilloso para el cigarro de después del polvo anunciaban por el altavoz que ibamos a tomar tierra en las islas phi phi.

Después de vestirnos y adecentarnos un poco nos fuimos a sentar como si nada hubiese ocurrido.

Continuará….

 

 

María, católica en busca de pareja estable tengo 31 años 1ª Parte

María solo haces que trabajar me decían últimamente mis compañeras de trabajo. Y era verdad ultimamente solo hacia que trabajar y trabajar, mis amigas se habían casado una tras otra como si fuese un virus contagioso y la única soltera que quedaba era yo.

María, católica, tengo 31 años,  mido 1,75 y peso 65kg, pelo rubio, ojos color miel, y buena figura según dicen. Soy cirujana en el Hospital y me encanta mi trabajo.  Me gustaría encontrar una persona trabajadora, con buena conversación, que le guste viajar, que me haga reir y sobre todo que sea buena persona. Por motivos de trabajo me es difícil conocer gente, por eso estoy aquí para conocer alguien interesante. Puedes contactarme aquí.

Por motivos laborales no puse foto en el perfil de la página para conocer gente,  aunque en realidad la única verdad es que me moriría de vergüenza que alguien me reconociera en una página de contactos.

Siempre había pensado que la gente que se apuntaba a ese tipo de páginas eran gente con pocas habilidades sociales, pajilleros, frikis y gente para acostarse una noche y si te he visto no me acuerdo. Eso no va conmigo, además soy católica practicante, voy todas las tardes a misa después del trabajo, y los fines de semana no me pierdo ninguna celebración.

Hoy en día es difícil encontrar una persona integra con sus convicciones religiosas intactas. Para mi la religión es muy importante.

La pandilla de amigas todas nos hemos conocido desde pequeñas en clases de religión, y aunque ahora todas están fielmente casadas y nos vemos poco, bueno, mejor dicho, no nos vemos a diario como antes simplemente whatsapeamos a menudo.

Tenía un secreto que no puse en el perfil, porque podría llevar a confusiones innecesarias. Nunca tuve novio y tampoco me había acostado con ningún hombre. Era una lápida pesada que rondaba mi cabeza y que nunca le dije a nadie, quizás por vergüenza o quizás porque nadie entendería como una mujer de éxito y con 31 años podía ser virgen a estas alturas. A estas alturas me preocupaba como sería mi primera vez.

Había oído que había gente que pagaba mucho dinero por estar por primera vez con una mujer virgen, solo pensarlo me daba repugnancia. Ni me lo planteaba aunque me muriese de hambre.

En mi casa no había problemas de dinero como para recurrir a esa aberración. Mi familia era muy conocida en la venta de coches y mansiones de lujo, siempre tuve una infancia rodeada de lujo.

Por la tarde después de ir a misa, llegaba a mi casa y me ponía cómoda, me servía una copa de vino Canals & Nubiola Brut Nature de solo 4 € la botella, lo probé una vez en una presentación en el 2015 y desde entonces me encanta ese vino, solo lo encuentro en tiendas especializadas, no podría decir que es lo que me cautivo de ese vino, quizás su sabor a frutas maduras o quizás su aroma perfumado pero me encantaba saborear ese vino en mi boca, en ese momento era yo misma María feliz.

Incluso me compré una pequeña vinoteca para que siempre estuviese a la temperatura adecuada. Encendía el ordenador esperando encontrar a alguien que por lo menos se pudiese hablar un rato y que no fuese un descamisado de gimnasio. Todos los días me llegaban cientos de flechazos de perfiles de hombres sin camisa frente al espejo enseñando sus músculos. Cada vez me asqueaban mas ese tipo de perfiles.

Hasta que un perfil en concreto me llamó la atención, Alex era su nombre de usuario, tenía un perfil limpio, correcto, y sin faltas de ortografía algo muy importante para mi. Me atreví a mandar un flechazo, era el primer flechazo que mandaba, y por suerte me contestó con una pregunta: ¿María por que entre miles de perfiles escoges el mío? No supe que contestar en ese momento. Aunque después reaccioné y …..

Ouch con el 60% de Descuento y a disfrutar de una buena doble penetración.

OUCH REALISTIC TREASURE DOBLE PENETRACION NEGRO GRAN DESCUENTO.

Ouch Con una longitud insertable de 13,5cm y un diametro máximo de 2,5 cm Duplicarás tu placer con este novedoso arnés doble de  realistic, te lo puedes poner alrededor del penes y los testículos como anillo para el pene y notarás como al tener relaciones sexuales intensificarás tu placer y el tiempo aumentarás. Este consolador no tiene olor, es lo suficientemente rígido para que no se doble en la penetración muy fácil de utilizar.

Utiliza un buen lubricante de base acuosa o lubricante de silicona, que puedes encontrar en la sección de lubricantes de http://www.losplaceresdeadanyeva.com/es/23-lubricantes#/   o pincha en este enlace y te recomendamos algunos.

Otros lubricantes.

REALISTIC   ¡¡Y a disfrutar de una buena doble penetración!!

Longitud insertable: 13,5 cm. Diámetro máximo: 2,5 cm.

OUCH DOBLE PENETRACION
OUCH REALISTIC TREASURE losplaceresdeadanyeva.com compra este ouch realistic treasure doble y duplica tu placer, recuerda que hoy está con el 60% de descuento, Aprovecha antes de que se agote.

OUCH 2

REALISTIC TREASURE losplaceresdeadanyeva.com compra este realistic treasure doble y duplica tu placer, recuerda que hoy está con el 60% de descuento, Aprovecha antes de que se agote.

RECUERDA: PAGA CONTRA REEMBOLSO SIN CARGO ADICIONAL.